Llegas a casa tranquilamente del trabajo y paras a revisar tu buzón. «Oh, ¿Qué es este sobre tan grande?, ¿Hacienda…? ¿Una sanción?» y en un segundo ves pasar tu vida ante tus ojos… Bueno, quizás no tanto pero no me negarás que has pasado miedo. Tranquilo, es una reacción muy común pero yo te voy a explicar qué hacer ante estos casos.

Lo primero de todo: Respira y mantén la calma.
A no ser que salgas en los Papeles de Panamá ( cosa que dudo pues no estarías leyendo este blog) no te agobies. Respira y lee la carta con calma.

Puede ser una sanción por un error detectado en tu declaración de la Renta, una multa   impagada o una comunicación administrativa.

En la misma  comunicación te van a indicar qué hacer, los plazos para ello y los plazos para presentar recursos. Esto último siempre es la mejor opción.

Sigue respirando tranquilo. Tenemos un miedo enorme a las sanciones de Hacienda, nos vemos ya en una cárcel por años y no es tan fácil acabar en esa situación ya que la administración SIEMPRE va a preferir que pagues.

¿Recuerdas el caso Monedero o el reciente caso de Jose Maria Aznar? Pues si ellos con un escrito lo solucionaron ¿por qué tú no?

Desde este post solo puedo generalizar ya que cada comunicación es digna de estudio pero en líneas generales están son varias opciones:

– Recurrir. Si es un error de la Administración pública y recurres, la sanción desaparece.

Si has incumplido la ley ( por desconocimiento, mal asesoramiento o con intencionalidad) y debes aceptar la sanción, puedes solicitar un aplazamiento aunque depende de la Administración aceptarla o no.

-También tienes la opción de pagar en cuotas aplazadas pero, para ello debes cumplir una serie de requisitos (aceptar la sanción, no tener deudas anteriores, no tener más aplazamientos aún vigentes…) La pega es que la cuota la decide la Administración unilateralmente.

En resumen:

Estos son los 7 pasos a seguir cuando te llega una sanción de Hacienda.

1-Mantén al calma. Hacienda te da opciones y no te envia directamente a la cárcel.

2-Entiende bien la carta. A veces el lenguaje serio y técnico de la misma puede crearnos confusión.

3-Si tienes dudas consulta con tu delegación o busca a un asesor que pueda informarte.

4-Si es recurrible hazlo.

5-Si no es recurrible busca opciones para pagar la deuda. La voluntad de pago es siempre un punto a tu favor.

6-Busca a un asesor experto que pueda orientarte o realizar la gestión por ti. Evitarás problemas mayores.

7-Y sobre todo, nunca ignores la sanción. Cosas como «no me llegó», «Yo no sabía», etc. no valen frente a la administración pública, lo único que vale es hablar, negociar y solucionar.

 

(¿Buscas un experto? Ya sabes que me encanta «pelearme» con la administración y conseguir lo que es justo, así que contáctame a través de los canales habituales para realizar este servicio. Estaré feliz de poder ayudarte y poner toda mi experiencia tu disposición)

¿Me cuentas tu experiencia? ¿Alguna vez te ha llegado algo así? ¿Cúal fue tu primera impresión?¿Sabias qué hacer? Cuéntamelo en los comentarios y hablamos.
Y, por favor, si te he ayudado, comparte este artículo porque  Las cosas buenas se comparten siempre  🙂

 

11 thoughts on “¿Y si me llega una sanción de Hacienda?”

    1. Si alguna vez te llega (ojalá que no) , graba el momento. Una vez que lo hayas resuelto te reirás un montón jeje
      Bromas aparte, le tenemos mucho miedo y normalmente no es para tanto. 🙂
      Gracias por pasarte por aquí

  1. un artículo muy interesante. Muchas gracias por la información!
    Es dificil de primeras no perder el control ante una notificación de Hacienda que uno no se espera…

    1. Si, Mónica. La verdad es que da bastante angustia y miedo, sobre todo antes de abrirla pero siempre hay solución y si realmente te has equivocado, pues a apechugar y buscar opciones para que la sanción no nos hunda economicamente. (Y contratar a una buena profesional, claro 😉 )
      Gracias por tu visita 😉

  2. Gracias por tranquilizarnos, la verdad que recibir una carta de hacienda siempre da «canguele», yo recibí una con mi anterior empresa por un despiste en la presentación de un impreso y todo se soluciono presentando la información en el plazo que me indicaron.

  3. Buen artículo, porque esperando que nunca nos llegue ya aporta calma ante tal situación y como bien dices, como a todo en esta vida, hay que hacerle frente y contigo tenemos una gran asesora.

    A un amigo le pasó una vez un caso, le dieron una beca para estudiar unos meses fuera y hacienda se lo reclamó como subvención y que no había declarado. Demostró con papeles, volcados de pantalla, etc etc que era beca y no subvención y le ganó la partida a hacienda, porque simplemente tenía razón, aportó sus pruebas y solucionado 😉 se puede ganar, claro que sí!! No siempre llevan la razón ¡Besos y gracias!

    1. Gracias por tus palabras, Maria Jesús.
      La historia de tu amigo puede darle más tranquilidad a la gente. Si las cosas se pueden demostrar ya ganas en tranquilidad y si te has equivocado (porque oye, puede pasar) hay maneras de afrontar la situación manteniendo la calma.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.